La verdad sobre la música de Mozart, sus Pros y Contras, en la estimulación temprana del cerebro

Convertirse en padres, es un trabajo para el cual nadie se encuentra preparado, pues lamentablemente los niños no nacen con un manual o guía de instrucciones bajo el brazo (y cuan útil seria). Es por ello, que los mayores aprendizajes se consiguen a través del infalible método de ensayo y error, pues ni siquiera los hermanos, pueden criarse bajo los mismos métodos.

Ahora bien, a finales de los años 90 y principios de este siglo XXI, empezó a desarrollarse una corriente innovadora, que aseguraba que la música clásica instrumental resultaba beneficiosa y estimulante para el desarrollo neurológico y orgánico de los niños en etapas gestacionales previas al nacimiento.

¿Es realmente esto cierto? ¿De qué manera funcionaria? ¿Podría ser la clave para promover el aprendizaje temprano en niños? O por el contrario ¿no sería un riesgo para los recién nacidos al estimular su hiperactividad, desarrollando de sobre manera su cerebro? Pues para conocer qué tan positivo o contraproducente, es el efecto Mozart en bebés, sería bueno discernir un poco en sus Pros y Contras.

Pros del Efecto Mozart en el recién nacido e incluso antes

  • Promueve el incremento de la frecuencia cardiaca en el feto.
  • Estimula la secreción de endorfinas en el cuerpo materno
  • Se cree que estimula las neuronas de crecimiento en el bebé antes de nacer.
  • Promueve la capacidad de retención y memoria en los niños.
  • Recientes estudios, sugieren además, que en el caso de bebés prematuros, escuchar esa tonada musical, favorece su crecimiento, aumento de peso y por ende aumenta las probabilidades de vivir.
  • Así mismo, se considera que es la música indicada para estimular el gateo y primeros pasos en los niños.
  • Fortalecen el vínculo afectivo entre la madre y el bebé y si se encuentra presente, el padre.
  • No obstante, más allá de todo lo anteriormente expresado, en esencia, que el feto y posterior bebé escuche este tipo de música, funciona como un excelente estímulo para el bebé, toda vez que se considera que desde los primeros meses de vida, el bebé es capaz de escuchar y responder ante los estímulos auditivos externos. Entonces pues, este tipo de música resultan ser los adecuados.

Contras del efecto Mozart en la estimulación temprana

  • Pese a todos los beneficios anteriormente descritos, se ha evidenciado que el abuso o excesivo uso del efecto Mozart antes del nacimiento de un bebé, podría ser causa directa de futuros niños hiperactivos, agresivos e impacientes.
  • Existe una propuesta alterna, que asegura que no es necesario estimular a los niños, ya que los estímulos normales que existen en el ambiente son más que suficientes para el normal desarrollo del niño.
  • Utilizar audífonos y micrófonos para colocarle la música Mozart al bebé, no sólo no es necesario sino que resulta contraproducente, pues podrías estar afectando la sensibilidad de los órganos auditivos del bebé.
  • Cada día son más los detractores de la tesis del Efecto Mozart desde el vientre materno, pues sostienen que no hay necesidad de que se trate de música de este autor, pues el efecto podría obtenerse con otros compositores e incluso otros estilos musicales.
  • Además, un estudio publicado por la Universidad de Viena sostiene que el efecto Mozart, no hace a los niños más inteligentes que la media. Si acaso, promueve la retención y memoria.

 

Para concluir, podemos decir que aquí debería aplicarse la regla de oro como sucede en todo lo demás: “Nada en exceso es bueno”. Además, lo más importante para un bebé, es sentirse amado y deseado, desde el vientre de la madre, y que le hablen constantemente. Sólo esto es suficiente.